Localizado el morisco Ricote

Autor: Enrique Lillo Alarcón
ISSN 2386-5172 - Serie: XVI-11
¡ATENCIÓN! Este artículo está protegido por la Ley de Propiedad Intelectual. Además incluimos el ISSN 2386-5172, otorgado por el organismo de ISSN de España para publicaciones seriadas, que acredita que éste es parte de un trabajo más extenso, cuyos artículos aparecen seriados. En virtud de la nueva redacción del artículo 32.1º parágrafo segundo de la Ley de Propiedad Intelectual, la ASOCIACIÓN DE AMIGOS POR LA HISTORIA DE MOTA DEL CUERVO hace mención expresa a la oposición de que sus artículos sobre historia, artículos de opinión, noticias, investigaciones y cualesquiera contenidos propios, bajo el formato texto, audiovisual, fotográfico o sonoro insertos y accesibles en la Página Web, sean reproducidos por terceros amparándose en el límite legal de la cita o reseña, salvo las exclusiones amparadas en la normativa afecta. A tal efecto, en virtud de cuanto antecede, le requerimos para que se ponga en contacto a través de correo electrónico: contacto@historiademota.com con la finalidad de efectuar solicitud al efecto o relacionarle las condiciones y/o extremos sujetos a dicha autorización. Los autores de cada uno de los artículos son los únicos responsables de la información publicada en estos. Más en el Aviso Legal
Enrique Lillo Alarcón
Autor: Enrique Lillo Alarcón

Transcribiendo un manuscrito de relación de moriscos en las villas de Mota del Cuervo y Campo de Criptana, por las casualidades del destino, ha aparecido, entre ellos, un personaje del "Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha", se trata, como ya imaginan, del morisco Ricote.
 
Todos sabemos que el Quijote, tuvo su nacimiento como libro cómico y de distracción, tratando de ridiculizar los libros y tratados de caballería, pero a su autor, Miguel de Cervantes, se le fue de las manos y se convirtió en el segundo libro en importancia detrás de la Biblia, por su intención moralizante y búsqueda de ideales. Es por tanto un libro de ficción, pero en su interior, como en un juego, el autor guardó y escondió personajes y lugares reales, para que en tiempos venideros, los buscáramos y contendiéramos defendiendo nuestras teorías sobre las de los contrarios,
 
"Este fin tuvo el Ingenioso Hidalgo de la Mancha, cuyo lugar no quiso poner Cide Hamete puntualmente, por dejar que todas las villas y lugares de la Mancha contendiesen entre sí por ahijársele y tenérsele por suyo, como contendieron las siete ciudades de Grecia por Homero."
[II, LXXIV]
 
El bufón don Sebastián de Morra
El bufón don Sebastián de Morra
Diego Velázquez
 
Uno de estos personajes, el morisco Ricote, aparece en el Quijote.
 
Sancho Panza, habiendo abandonado el gobierno de su ínsula, dirige sus pasos en busca de su amo. En el camino encuentra a seis peregrinos, siendo uno de ellos el morisco Ricote, quien le propone le ayude a buscar un tesoro escondido cerca del "lugar de la Mancha",
 
"Admiróse Sancho de verse nombrar por su nombre y de verse abrazar del estranjero peregrino, y, después de haberle estado mirando sin hablar palabra, con mucha atención, nunca pudo conocerle; pero viendo su suspensión el peregrino, le dijo:
 
- ¿Cómo, y es posible, Sancho Panza hermano, que no conoces a tu vecino Ricote el morisco, tendero de tu lugar?..." [II, LIV]

 

El Morisco Ricote

 

Existió este personaje. Era una persona real. El morisco Ricote.
 
Este es el manuscrito donde aparece y esta es su historia:
 
Transcripción del manuscrito,
 
"Ginés Ricote, que con juramento declaró ser deste nombre, y ser natural de Las Cuebas, y alistado de primera lista en Miguel Esteban, y que vino allí con sus padres, y luego, a quatro meses, se pasaron aquí con liçençia de Volaños, governador, que a la saçón dixo que la tiene el conçejo desta villa. Es hombre de treynta años, enano.
 
Anxela de Moya, su muger, que con juramento declaró ser deste nombre, y ser natural de Bélez Rrubyo, y que fue alistada en El Quintanar, y después se casó en esta villa. Es de veynte e çinco años, morena, syn señal.
 
Alonso, hijo de los susodichos, de quatro años, moreno.
 
Ysabel, también su hija, de nuebe meses, morena.
 
(Al margen: Ojo, avsentes)
 
Françisco Ricote, padre del susodicho.
 
Ysabel de Escobar, su muger.
 
Françisco Ricote, su hijo, que todos tres se fueron a Murçia abrá quatro años."
 
Este es el original:
 
El Manuscrito
 
[AHT,7356]
 
El morisco Ginés Ricote, era un hombre de unos 30 años, moreno, y, tal como dice el manuscrito, enano.
 
¿Se fijaría Cervantes en Ricote por esta cualidad?, un hombre de estas características llamaría la atención de un escritor como él. Tengamos presente que los enanos eran muy reconocidos en la Corte, aunque su trabajo era el de bufón para hacer reír a nobles y reyes, eran tratados con mucho respeto y, algunos, recibieron el título de don, como es el caso del enano don Sebastián de Morra, pintado por Velázquez; trabajó para el príncipe Baltasar Carlos quien le tenía enorme cariño y aprecio, tanto es así que le regaló un espadín plateado y una chaqueta oro y grana, propia de reyes, independiente del buen salario y manutención que tenía asignados.
 
Vivió con su familia en Las Cuevas (actual población Cuevas de Almanzora) villa del marquesado de los Vélez, una región al norte de Almería, perteneciente al Reino de Granada, constituido por cuatro villas principales, Vélez Rubio, la capital del marquesado, Vélez Blanco, Las Cuevas y Portilla. Este marquesado se formó por permuta de tierras de la reina Juana con don Pedro Fajardo, tras la entrega del Señorío de Cartagena que pertenecía a don Pedro.
 
Después de la guerra de las Alpujarras (1568-1561), en la que los moriscos se levantaron contra el Rey, porque les obligaban a dejar sus costumbres y vestimentas, Felipe II no se atrevió a expulsarlos de sus reinos de España, y los deportó en masa a Castilla, repartidos en gran cantidad entre Toledo, en su Provincia de la Mancha, y Cuenca.
 
Así nuestro personaje Ginés fue trasladado a Miguel Esteban, en la Mancha Santiaguista, junto con sus padres, Francisco Ricote e Isabel de Escobar, y su hermano Francisco Ricote, aunque estos tres últimos regresaron al reino de Murcia en 1580.
 
Ginés Ricote, se casó con una morisca de Vélez Rubio que había sido deportada a El Quintanar. Anxela (Ángela) de Moya era una mujer morena, de 25 años, sin señales, por tanto bastante sana, ya que un alto porcentaje de los moriscos mostraban marcas en su cuerpo, bien de rencillas o de enfermedades.
 
Tenían dos hijos, Alonso Ricote de cuatro años de edad, moreno, e Isabel de 9 meses de edad, morena.
 
Cuando se hizo la relación e interrogatorio que muestra el manuscrito, hacía cuatro meses que, el morisco Ginés Ricote y toda su familia, se habían trasladado a Campo de Criptana, donde residían.
 
Aquí lo debió conocer Cervantes, al tiempo que a los molinos, y debió quedar impresionado por su reducido tamaño, de modo que, cuando necesitó un morisco para incluir en su libro, se acordó de Ricote; probablemente sucedió en el año 1587, cuando fue nombrado comisario de abastecimiento de los barcos de la Armada Invencible, ya que por su oficio tuvo que recorrer, en numerosas ocasiones el camino entre Madrid y Sevilla, así como las Tercias Reales de la Mancha Santiaguista, que pertenecían al rey Felipe II como Administrador Perpetuo de la Orden de Santiago.
 
Cervantes, por su condición de cautivo en Argel durante 5 años, debió de buscar trato con los moriscos, en sus continuos traslados por la geografía española, unas veces siguiendo a la Corte, otras por su oficio de alcabalero. Los moriscos del reino de Granada, deportados a la Mancha Santiaguista, le debieron impresionar, tanto es así que tomó sus nombres para su libro el "Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha"
 
Este pequeño estudio, es un avance para uno mayor que aparecerá en la revista Historia de Mota del Cuervo de la Asociación de Amigos por la Historia de Mota del Cuervo, "el lugar de la Mancha", donde se incluirán estos otros temas:
 
- Ruta del Quijote realizada por su autor Miguel de Cervantes.
 
- El apellido Quijada (Quixada) aparece entre los moriscos deportados a Campo de Criptana.
 
- Una viuda Ricote, mujer de Luis Ricote, junto con sus cuatro hijas, vivieron en Mota del Cuervo.
 
- Haldudo era natural de Mota del Cuervo, donde se conserva una calle derivada de su nombre.
 
 

Por: Enrique Lillo Alarcón
Leída: 2777 veces

¡ATENCIÓN! Todas las condiciones insertadas en la Página Web se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones y/o de las condiciones particulares aplicables a cada servicio se someterán a los Juzgados y Tribunales de la provincia de Cuenca, renunciando expresamente las partes a su fuero. Más en el Aviso Legal